Willie B. Planas publica «Mecca», su tercer trabajo discográfico y el más eléctrico hasta el momento.

ARTESANÍA ROCK
«Feo, fuerte y formal»

Reza el epitafio de John Wayne lo siguiente: «feo, fuerte y formal». Estos tres atributos serían los más apropiados para describir Mecca (TMR 2015) si lo comparamos con los dos trabajos anteriores de W.B Planas. O por decirlo de otro modo, más crudo, con más decibelios y más clásico. «Me ha dado tiempo a aprender y a desaprender mucho. Ahora soy mucho más perfeccionista y exigente en la honestidad que busco en las canciones y en la coherencia que quiero darle a un disco, pero me importan mucho menos otras cosas en las que solía perder mucho tiempo, como por ejemplo el sonido o la producción».

LA DOMA DE LA BESTIA

Acompañado en esta ocasión de Ekain Elorza (batería), Paul Zinnard (bajo y coros) y Paco López (guitarra eléctrica y coros), los cuatro músicos moldean estos ocho nuevos cortes que integran Mecca para trasladarlos entre todos a un terreno común: el del rock. «Me gusta pensar que me amoldo al tipo de músicos con los que tengo oportunidad de trabajar para que todos juntos lleguemos a un terreno común. Por tanto el sonido de Mecca es el resultado de la asociación de músicos que hemos participado». Es precisamente en esa doma de la canción – o como mejor expresa Möbious Band: «in the training of the wild beast»- desde donde sin duda puede apreciarse el discurso musical de este disco. «Esa verdad plena, y por ello imperfecta, puede escucharse y sentirse en una grabación así planteada, y eso era lo que quería defender a toda costa para este proyecto».

«Parte de los temas están grabados en cuarteto clásico con dos guitarras y parte en cuarteto con piano y una guitarra. Esa limitación en la instrumentación ha permitido que aumente el espacio de cada instrumento para moverse con mayor libertad. Aunque las canciones hablan por sí mismas, creo que este disco de lo que habla con mayor crudeza es de música…y eso es lo que quería transmitir». Desnudo, clásico y sencillo en la instrumentación y crudo en la producción, cabe destacar el amplio margen reservado a la improvisación y al dejarse llevar que caracterizan esta nueva entrega. Ello se debe en gran medida a que el material se grabó en riguroso directo y durante una única sesión…«He descubierto que el planteamiento de grabar en directo absoluto me proporciona mucha más libertad que limitaciones».

El título del álbum responde al nombre del estudio donde se llevó a cabo el proyecto, los estudios Mecca de Oiartzun, en Guipúzcoa. «El album se tituló así realmente en honor al nombre del estudio donde lo grabamos… aunque el término se convertía también en metáfora del viaje o camino, denominador común de casi todas las canciones de este disco». Los hermanos Mikel e Igor Eceiza se encargaron de la labor de grabación y mezcla.

Share

No comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>